¿Quien de ustedes no ha batallado con un cliente así?